¿Has calculado la cantidad de compras simuladas que se realizan en tu tienda online al cabo del día? ¿Sabes cuántos carros se abandonan casi al final del proceso de compra? ¿Sabes qué es lo que provoca que pierdas todas esas ventas en tu comercio electrónico?

Lo primero que deberíamos hacer todos en nuestra tienda online es medir qué es lo que está pasando durante el proceso de compra. Qué ocurre cuando un usuario añade algo al carro de la compra. Qué hace el cliente cuando llega a la página de checkout, por qué no termina el proceso, por qué se para en el pago, etc.

Cada tienda online dependiendo del tipo de productos que venda puede tener unas razones diferentes que estén ocasionando grandes pérdidas. Sí, estás perdiendo dinero con tu tienda online por cada venta que no se realiza pero podría llegar a realizarse.

¿Cuál es el elemento clave que permite vender más?

La respuesta es muy sencilla de decir y a veces no tanto de poner en práctica: reducir los pasos del usuario hasta que ha finalizado la compra. Esto lo podemos hacer en distintos puntos del proceso de venta:

  • Siempre que enseñes un producto, que se vea el botón de “comprar”, no esperes a ponerlo hasta que el usuario ha llegado a la página de producto. A lo mejor lo tiene claro desde el primer momento o ha tenido un impulso y lo quiere añadir al carro de la compra ya mismo, sin tener que hacer más clics.
  • Al añadir un prodcuto al carro de la compra, si tu tienda es de ventas de productos sueltos, ventas de un solo producto, no obligues al usuario a ir al checkout, envíale tú al checkout directamente. Esto lo puedes hacer en Woocommerce con nuestro plugin gratuito “Al añadir al carro pasar directamente a checkout.”
  • El proceso de checkout o finalización de compra reducido en una sola página. Por mucho que te parezca que es sencillo y claro, si tu proceso de finalización de compra está en varias páginas, es más largo que en una sola y además puede generar dudas o incertidumbre en el cliente porque no sabe bien qué es lo que se va a encontrar después. Evita los procesos de checkout en varias páginas.
  • No le pidas al cliente más datos de los necesarios: seguro que algunos datos que pides a tus clientes no los necesitas. Por ejemplo si van a recoger el pedido en tienda no necesitan dar su dirección postal. Lo mismo ocurre cuando vendes productos digitales que se descargan. Obligar al cliente a indicar que quiere el envío y la facturación con la misma dirección también es una pérdida de tiempo en el 99% de los casos. Si utilizas Woocommerce tenemos el plugin Checkout express, con el que el cliente primero paga y luego le pides los datos de envío, porque lo importante es cerrar la venta lo antes posible.

Todo esto es aplicable a cualquier tienda online que quiere vender más, pero especialmente importante en los procesos de compra a través de dispositivos móviles, ya que en pantallas pequeñas es más incómoda navegar, introducir datos personales y pagar. Así que cuanto más breves y sencillos sean los pasos, más venderás.

Y no te olvides de medir lo que ocurre antes y después de cualquier cambio que hagas en tu tienda online, para comprobar de verdad que cada cambio te ayuda a vender más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *